logo

Banco Bci lanza programa BCI Accesible, iniciativa pionera para mejorar servicio a personas con discapacidad

BCI y Corporación Incluye 360 en lanzamiento de BCI Accesible

El plan contempla entregar servicios concretos que hasta hoy eran de uso limitado para los más de 2.068.072 personas que viven con alguna discapacidad en Chile.

Soledad Alamos utilizando servicios programa BCI AccesibleBci lanzó hoy su programa “Bci Accesible”, una iniciativa que entrega servicios financieros a las personas con discapacidad visual, auditiva, mental y de movilidad reducida, a través de un modelo de atención e infraestructura diseñado de acuerdo a estándares internacionales.

Durante la ceremonia el Gerente de Banco Retail, Ignacio Yarur aseguró que “buscamos eliminar las barreras que impiden la interacción entre el Banco y las personas con discapacidad, haciéndonos cargo de una realidad social que tanto el mundo público y privado desatienden, contribuyendo al desarrollo de su vida autónoma e independiente, así como su plena participación en la sociedad”.

Con esto, el banco se convierte en la primera empresa de Latino América que tendrá un modelo de atención diseñado con y para las personas con discapacidad, respondiendo así a la demanda de este segmento de personas, en cuanto a recibir un trato justo y comunicación afectiva.

Bci Accesible contempla cambios concretos en los canales de atención (físicos y virtuales: sucursales, cajeros automáticos, atención telefónica, web, etc.), que se desarrollaran en etapas culminando totalmente el 2016, cuando el 82% de las interacciones posibles con los clientes sean accesibles. Así como también la accesibilidad en 80 sucursales a nivel nacional, y este año estarán listas las primeras tres sucursales en la Región Metropolitana (oficina matriz, Las Condes y La Florida), así como sucursales en  Concepción y Antofagasta.

“Es una excelente iniciativa, porque es la primera política inclusiva que se hace en bancos para clientes, abarcando distintos tipos de discapacidades”, señaló María Soledad Alamos, cliente hace 7 años del BCI y quien se verá beneficiada con esta medida. “Antes siempre me tenían que ayudar; debía pasarle los cheques a la persona de al lado para que se los pasara al cajero, en cambio, ahora tendré mayor  independencia y podré hacer todos los trámites por mi misma”.

Iniciativas concretas

bci2

Para las Personas con Discapacidad Visual, Bci Accesible contempla que haya colaboradores capacitados en las sucursales para su atención; transferencia a terceros y pago de cuentas vía teléfono; multipass móvil con clave audible; matriz de cheques y marcadores de tarjetas con relieves; sitio Web y Móvil optimizadas para sistemas de lectura de texto para personas ciegas, cajeros automáticos (ATM) con transacciones descritas por audio.

Para las personas con discapacidad auditiva, habrá colaboradores capacitados en las sucursales para guiarlos y orientarlos. También habrá interpretación de lengua de señas vía videoconferencia y un ejecutivo virtual experto en lengua de señas habilitado en sitio web accesible.

Para las personas con Discapacidad Física, en las sucursales accesible habrá rampas y espacios de circulación despejados, caja preferencial, mesones y ATMs a la altura correspondiente para atender a las personas, y estacionamientos accesibles preferentes.

Las medidas que considera el proyecto Bci Accesible para las personas con discapacidad mental son un conjunto de guías y recomendaciones para facilitar la comunicación entre ellos y los colaboradores del banco.

La realidad de la discapacidad hoy

Actualmente, las barreras más críticas para su integración se relacionan con ámbitos clave de la vida en sociedad, como la educación, el trabajo y el desplazamiento diario. Las empresas e instituciones de nuestro país en general no han adaptado sus instalaciones y sistemas para atender a personas con discapacidad.  Tareas básicas como comprar en el supermercado, ir a la farmacia o al banco, resultan a veces muy difíciles.

En materia financiera, las trabas son aún más importantes, ya que, por ejemplo, una persona con discapacidad visual no puede navegar por los sitios web y Apps. Tampoco puede operar de forma segura en un cajero automático, y usar el multipass o cualquier dispositivo de clave secreta se hace imposible, por lo que deben depender de un tercero para cualquier operación bancaria, lo cual atenta también contra su seguridad bancaria.

Una persona sorda, en tanto,  no logra comunicarse de forma efectiva con un ejecutivo de forma remota ya que el teléfono no es una opción para ellos, y el correo electrónico es poco inmediato.

En las sucursales, la ausencia de estacionamientos preferenciales y de rampas  con inclinación moderada, la falta de cajas y mesones a la altura adecuada, impiden el acceso y la circulación independiente de personas con movilidad reducida.

 

Fuente: La Segunda

One Comment

  1. RIGOBERTO AGUERO
    04/06/2015

    DE IGUAL FORMA DEBERÍAN DE DARLE INCERTACIÓN LABORAL MAS QUE ACCESO AL USO DEL BANCO

    Responder

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *