logo

Aumentan en 690% las multas por estacionar en espacios reservados.

Estacionamiento Reservado en Parque Arauco

Estacionamiento Reservado en Parque Arauco

Estacionamientos de centros comerciales y supermercados son los lugares donde menos se respetan los espacios reservados.

Si bien desde 2003 la ley exige la existencia de estacionamientos exclusivos para personas con discapacidad, en el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis) reconocen que la fiscalización de este ítem recién comenzó a tomar fuerza el año pasado. Es así como, solo en un año, entre 2011 y 2012, las infracciones cursadas por estacionar en espacios reservados crecieron un 690%.

Un catastro realizado por Senadis en 36 municipios del país contabilizó 1.063 unidades de estacionamientos disponibles en espacios públicos. En ellos, en 2011 se cursaron 206 infracciones y en 2012 esa cifra subió a 1.399.

Los partes son cursados principalmente “en lugares privados de uso público, como los centros comerciales y los supermercados, entre otros, aunque también en las vías”, explicó la jefa del Departamento de Accesibilidad de Senadis, Andrea Boudeguer.

En 2012, las comunas donde más se produjeron infracciones fueron Puerto Montt (477), Recoleta (250), Las Condes (175) y Chillán (170).

La fiscalización es realizada por carabineros e inspectores municipales. Sin embargo, hay “amigos” de la fiscalización que se preocupan de difundir los alcances de la ley y advertir cuando un automovilista no la está cumpliendo.

Un ejemplo de ellos es la Corporación Ciudad Accesible. Ellos entregan al año unos 40 mil volantes informativos en todo el país. Son una especie de “parte de cortesía” para los autos estacionados en lugares para discapacitados cuando no les corresponde.

A veces los pasan directamente al automovilista infractor, otras, quedan pegados en la ventana. “Nos llegan bastantes correos de personas a las que les apareció el volante en el auto, algunos disculpándose, otros dando explicaciones y otros bastante enojados”, explica Pamela Prett, directora de Ciudad Accesible.

Asegura que “respondemos a todos intentado educar y explicarles, cuando el caso es justificado, el mecanismo para que obtengan la credencial respectiva y se eviten el mal rato de una infracción de verdad”.

También se ha trabajado con los lugares que tienen estacionamientos de acceso público.

Fuente: El Mercurio por Nadia Cabello, 19/05/2013.

Foto: Senadis

Si te interesa seguir este tema puedes leer este post sobre el Decálogo

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *